En tiempos de confinamiento salen a relucir los ciberdelicuentes con sus estafas más de lo habitual. Esta vez, aprovechan el tema del COVID-19 o Coronavirus para enganchar a los usuarios. Su objetivo: tus datos personales.

Es habitual tener el buzón de Spam repleto de mensajes que el propio sistema detecta como fraudulentos, aspecto a tener en cuenta. ¿Si el sistema lo ha considerado como malicioso, por qué voy a confiar en él si desconozco su procedencia?

Uno de los principales objetivos es enviar información sobre problemas con el banco o la tarjeta y si el usuario cae, está dejando en las manos del enemigo todo su dinero. Lo mismo ocurre con notificaciones falsas de sitios web comúnmente conocidos como plataformas de vídeo o gigantes como Amazon.

Es importante detectar este tipo de correos falsos o maliciosos, ¿cómo?

  • Presta atención al remitente. El tipo de cuenta desde la que se envía el correo es importante ya que ahí reside la autenticidad o no
  • Los destinatarios. En ocasiones este apartado está formado por una larga lista de correos electrónicos que han sido seleccionados para encontrar entre ellos sus víctimas
  • El tipo de mensaje, diseño y cuerpo. El lenguaje empleado, incluso el idioma, la redacción… se nota a simple vista que es una trampa y no todos los usuarios son capaces de detectarlo

Aprovechando la situación del COVID-19, muchos lanzan mensajes de ataques sobre negocios online, incluso amenazas en caso de no hacer caso a lo que dice el mensaje. ¿Qué hay que hacer? Eliminarlo. No caer en su trampa. En momentos de incertidumbre, buscan generar desconcierto y tensión entre la sociedad.

Son comunes los mensajes que invitan a realizar un seguimiento de la curva del COVID-19. Es importante NO CAER. Recibir la información de los medios de comunicación o canales oficiales del Gobierno tanto de España como de las comunidades autónomas. Nunca de terceros.

¿Qué podemos hacer ante un fraude online?

Antes que nada, al recibir el mensaje es comprobar la autenticidad de la dirección desde la que se envía. Si es necesario, buscar información (donde posiblemente aparezcan resultados raros, extraños, o incluso que formen parte de una lista de fraudes).

La desconfianza ante todo. Siempre hay algún correo electrónico que el sistema detecta como sospechoso y no lo es, pero es muy importante que nosotros sepamos capaces de detectar el error del mensaje.

Desde Tu Negocio Más Visible estamos a disposición de nuestros clientes para resolver cualquier tipo de dudas ante la llegada de estos mensajes, notificaciones o infecciones.